En el centenario de la muerte del popular comediógrafo lenense
Aurora Sánchez y José Luis Campal

Vital Aza.

I. Trabajador con oficio

Asturias ha dado a la historia del teatro español del XIX algunas relevantes figuras. Una de esas personalidades de talento se llamó Vital Aza y Álvarez-Buylla.

Lenense por nacimiento (en la capital del concejo vino al mundo el 28 de abril de 1851), mierense por casamiento y vacaciones, asturiano por vocación y madrileño por formación académica y establecimiento profesional (en la Villa y Corte vivió y trabajó hasta que murió, el 13 de diciembre de 1912), Vital Aza fue delineante y sacerdote frustrado en su adolescencia, y un médico sin ejercicio ni beneficio por determinación personal, aunque superó con altas calificaciones sus estudios universitarios. Tal singularidad no constituyó un impedimento para que introdujera, generalmente con pretensiones satíricas, personajes de galenos en sus piezas teatrales, acogidas en buena parte al espíritu y la letra del género chico y que tanto gustaban a los auditorios decimonónicos.

El precoz, fecundo y triunfante creador escénico que fue Vital Aza –el saber enciclopédico de Constantino Suárez lo definió como «el escritor más regocijante de su tiempo (…), uno de los más fértiles ingenios españoles»1– urdió obras que adoptaron diversos formatos (juguete cómico, sainete, vodevil, drama burlesco, pasillo cómico, zarzuela, parodia, comedia). Las ejecutó tanto en prosa como en verso, o combinando ambas modalidades, y bien en solitario o a cuatro manos con autores de campanillas en su tiempo como Miguel Ramos Carrión, José Estremera, Mariano Pina Domínguez, José Campo-Arana, Miguel Echegaray, Eusebio Blasco o Emilio Mario.

Su colaborador natural fue Ramos Carrión –firmó con el dramaturgo zamorano nada menos que 18 obras–, dada la compenetración con que, y a pesar de la edad que los separaba, trazaban y llevaban a efecto sus propuestas dramáticas, complementándose sin menoscabar uno la libertad de movimientos del otro. Según Narciso Alonso Cortés, autor de una pionera monografía sobre el escritor lenense, Ramos Carrión y Vital Aza «daban al público, en perfecta forma literaria, los elementos cómicos que la época ofrecía, y los que él demandaba», pues «eran verdaderos literatos, cosa que no les ocurría a los demás autores de esta clase de obras, y podían, por tanto, llevar esa cualidad a las suyas, por ligeras que fuesen»2.

 

Casa natal de Vital Aza, en Pola de Lena.

II. Repertorio de éxitos

El teatro realista de sesgo humorístico y evasivo de Vital Aza, que saca punta al equívoco y los enredos tanto lingüísticos como situacionales, abarca un cuarto de siglo largo y se compone, según nuestro cómputo, de 68 piezas –entre originales y arregladas de otros autores– que destilan optimismo y una incuestionable voluntad de amenizar los momentos de esparcimiento de un público netamente burgués y desocupado. Éste es el catálogo de dicha producción, ordenada cronológicamente:

1) ¡Basta de Matemáticas! (Juguete cómico en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro de Variedades (Madrid) el 7 de febrero de 1874 y publicada ese mismo año en Madrid por la imprenta de José Rodríguez; ha conocido seis ediciones.

2) El pariente de todos (Juguete cómico en un acto y en verso). Estrenada en el Teatro de Variedades el 9 de diciembre de 1874 y publicada ese mismo año por la imprenta de J. Rodríguez; ha conocido tres ediciones.

3) La viuda del zurrador (Parodia romántica en un acto, dividido en dos cuadros, y en verso). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y estrenada en el Teatro Español (Madrid) el 21 de diciembre de 1874. La publicó ese mismo año la imprenta de J. Rodríguez.

4) Desde el balcón (Juguete cómico en un acto y en verso). Estrenada en el Teatro de Variedades el 17 de marzo de 1875. La publicó ese mismo año la imprenta de J. Rodríguez; ha conocido tres ediciones.

5) El autor del crimen (Juguete cómico en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro de Variedades el 12 de abril de 1875 y publicada ese mismo año por la imprenta de J. Rodríguez; ha conocido cuatro ediciones.

6) Aprobados y suspensos (Pasillo cómico en un acto y en verso). Estrenada en el Teatro de Variedades el 20 de diciembre de 1875 y publicada un año después en Madrid por la Administración Lírico-Dramática; ha conocido trece ediciones.

7) Horas de consulta (Sainete en un acto y en verso). Estrenada en el Teatro de la Comedia (Madrid) el 1 de abril de 1876 y publicada ese mismo año por la imprenta de J. Rodríguez; ha conocido tres ediciones.

8) Noticia fresca (Juguete cómico en un acto y en verso, escrito sobre el pensamiento de una obra francesa). Escrita conjuntamente con José Estremera y estrenada en el Teatro Español el 22 de noviembre de 1876. La publicó ese mismo año la Administración Lírico-Dramática; ha conocido cinco ediciones.

9) Tras del pavo (Apropósito en dos actos y en prosa). Escrita conjuntamente con José Campo-Arana y estrenada en el Teatro Español el 25 de diciembre de 1876.

10) Paciencia y barajar (Comedia en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro de la Comedia el 15 de marzo de 1877 y publicada ese mismo año por la imprenta de J. Rodríguez.

11) Calvo y Compañía (Comedia de gracioso en dos actos y en prosa). Estrenada en el Teatro de la Comedia el 21 de abril de 1877 y publicada ese mismo año por la imprenta de J. Rodríguez; ha conocido ocho ediciones.

12) Pérez y Quiñones (Comedia en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro de Variedades el 6 de mayo de 1878 y publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática.

13) Con la música a otra parte (Juguete cómico en dos actos y en verso). Estrenada en el Teatro de la Comedia el 28 de noviembre de 1878 y publicada ese mismo año por la imprenta de J. Rodríguez; ha conocido cinco ediciones.

14) Turrón ministerial (Apropósito en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro de la Comedia el 31 de diciembre de 1878.

15) Llovido del cielo (Comedia en dos actos y en verso). Estrenada en el Teatro de la Comedia el 10 de mayo de 1879 y publicada ese mismo año por la imprenta de J. Rodríguez; ha conocido seis ediciones.

16) Periquito (Zarzuela cómica en tres actos, divididos en diez cuadros, en prosa y verso, escrita sobre un pensamiento francés). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y musicada por Ángel Rubio. Estrenada en el Teatro Príncipe Alfonso (Madrid) el 4 de septiembre de 1879 y publicada ese mismo año por la imprenta de J. Rodríguez.

17) La ocasión la pintan calva (Juguete cómico en un acto y en prosa, escrito sobre el pensamiento de una obra francesa). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y estrenada en el Teatro de la Comedia el 18 de noviembre de 1879. La publicó ese mismo año la imprenta de J. Rodríguez; ha conocido seis ediciones.

Monumento a Vital Aza, en Pola de Lena.

18) Amor, parentesco y guerra o El medallón de topacios (Drama burlesco en un acto y en verso). Escrita conjuntamente con José Estremera y estrenada en el Teatro de la Comedia el 3 de enero de 1880. Publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática; ha conocido dos ediciones.

19) ¡Adiós, Madrid! (Boceto de costumbres madrileñas en tres actos y nueve cuadros, en prosa y verso). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y estrenada en el Teatro de la Comedia el 20 de enero de 1880. La publicó ese mismo año la imprenta de J. Rodríguez. Después se reconvirtió en una zarzuela musicada por Ruperto Chapí.

20) De tiros largos (Juguete cómico-lírico en un acto y en prosa, arreglo del italiano). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y estrenada en el Teatro de la Alhambra (Madrid) el 9 de junio de 1880. La publicó ese mismo año la imprenta de J. Rodríguez; ha conocido ocho ediciones.

21) La primera cura (Comedia en tres actos y en verso). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y estrenada en el Teatro de la Comedia el 18 de noviembre de 1880. La publicó ese mismo año la imprenta de J. Rodríguez. Se refundió posteriormente en dos actos. Ha conocido tres ediciones.

22) Prestón y Compañía (Sainete en un acto y en verso). Escrita conjuntamente con Eusebio Blasco y estrenada en el Teatro de la Comedia el 21 de diciembre de 1880.

23) La calandria (Juguete cómico-lírico en un acto y en prosa). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y musicada por Ruperto Chapí. Se estrenó en el Teatro de la Alhambra el 24 de diciembre de 1880, publicándola al año siguiente la imprenta de J. Rodríguez; ha conocido ocho ediciones.

24) El hijo de la nieve (Novela cómico-dramática en tres actos, en prosa y verso). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y estrenada en el Teatro de la Comedia el 21 de marzo de 1881. La publicó ese mismo año la imprenta de J. Rodríguez; ha conocido dos ediciones.

25) Parientes lejanos (Juguete cómico en dos actos y en verso). Estrenada en el Teatro Lara (Madrid) el 21 de noviembre de 1881 y publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática; ha conocido tres ediciones.

26) Carta canta (Juguete cómico en un acto y en verso, escrito sobre el pensamiento de una obra francesa). Estrenada en el Teatro de la Comedia el 15 de marzo de 1882 y publicada ese mismo año por la imprenta de J. Rodríguez; ha conocido tres ediciones.

27) Robo en despoblado (Comedia de gracioso en dos actos y en prosa). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y estrenada en el Teatro Lara el 8 de abril de 1882. Se publicó ese mismo año en Madrid, en la imprenta de M. P. Montoya y Cía; ha conocido doce ediciones.

28) Las codornices (Juguete cómico en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 20 de noviembre de 1882 y publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática; ha conocido doce ediciones.

29) De todo un poco (Revista cómico-lírica en un acto y siete cuadros, en prosa y verso). Escrita conjuntamente con Miguel Echegaray y estrenada en el Teatro de la Comedia el 23 de diciembre de 1882.

30) Juego de prendas (Juguete cómico en dos actos y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 4 de abril de 1883 y publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática; ha conocido tres ediciones.

31) Tiquis Miquis (Comedia en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 23 de noviembre de 1883 y publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática; ha conocido cinco ediciones.

32) ¡Un año más! (Revista cómico-lírica en un acto y siete cuadros, en prosa y verso). Escrita conjuntamente con Miguel Echegaray y estrenada en el Teatro de la Comedia el 22 de diciembre de 1883.

33) Pensión de demoiselles (Humorada cómico-lírica en un acto y en prosa). Escrita conjuntamente con Miguel Echegaray y musicada por Barbero. Estrenada en el Teatro de la Comedia el 23 de diciembre de 1884 y publicada al año siguiente por la imprenta de J. Rodríguez.

34) San Sebastián, mártir (Comedia en tres actos y en prosa). Estrenada en el Teatro de la Comedia el 29 de enero de 1885 y publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática; ha conocido cinco ediciones.

35) Parada y fonda (Juguete cómico en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 4 de febrero de 1885 y publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática; ha conocido dieciocho ediciones.

36) La almoneda del tercero (Comedia en dos actos y en prosa). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y estrenada en el Teatro Lara el 19 de diciembre de 1885. La publicó ese mismo año en Madrid la imprenta de Ramón Velasco; ha conocido dos ediciones.

37) Boda y bautizo (Sainete en un acto y tres cuadros, en prosa y verso). Escrita conjuntamente con Miguel Echegaray. Estrenada en el Teatro de la Princesa (Madrid) el 24 de diciembre de 1885 y publicada ese mismo año por la imprenta de R. Velasco.

38) El viaje a Suiza (Vodevil en tres actos y en prosa, arreglo del francés). Escrita conjuntamente con Miguel Echegaray y estrenada en el Teatro de la Zarzuela el 23 de enero de 1886.

39) Perecito (Juguete cómico en dos actos y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 2 de marzo de 1886 y publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática; ha conocido nueve ediciones.

40) Coro de señoras (Pasillo cómico-lírico en un acto y en prosa). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y Mariano Pina Domínguez y musicada por Manuel Nieto. Se estrenó en el Teatro Eslava (Madrid) el 3 de abril de 1886, publicándola ese mismo año la imprenta de R. Velasco; ha conocido tres ediciones.

41) Los tocayos (Juguete cómico en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 4 de diciembre de 1886 y publicada ese mismo año por la imprenta de R. Velasco; ha conocido tres ediciones.

42) El padrón municipal (Juguete cómico en dos actos y en prosa). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión. Estrenada en el Teatro Lara el 3 de marzo de 1887 y publicada ese mismo año por la imprenta de R. Velasco; ha conocido nueve ediciones.

43) Los lobos marinos (Zarzuela cómica en dos actos y en prosa). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y musicada por Ruperto Chapí. Estrenada en el Teatro Apolo (Madrid) el 17 de mayo de 1887, publicándola ese mismo año la Administración Lírico-Dramática. En 1904 se refundió en una zarzuela de un acto y dos cuadros, publicándola entonces la Sociedad de Autores Españoles. Ha conocido tres ediciones.

44) La bruja (Zarzuela en tres actos). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y musicada por Ruperto Chapí. Estrenada en el Teatro de la Zarzuela (Madrid) el 10 de diciembre de 1887 y publicada en 2002 por el Teatro de la Zarzuela.

45) El sombrero de copa (Comedia en tres actos y en prosa). Estrenada en el Teatro de la Comedia el 17 de diciembre de 1887 y publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática; ha conocido nueve ediciones.

46) El señor Gobernador (Comedia en dos actos y en prosa). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y estrenada en el Teatro Lara el 15 de noviembre de 1888. La publicó ese mismo año la Administración Lírico-Dramática; ha conocido diez ediciones.

47) Militares y paisanos (Comedia en tres actos y en prosa). Escrita conjuntamente con Emilio Mario y estrenada en el Teatro de la Comedia el 24 de diciembre de 1888. La publicó al año siguiente la Administración Lírico-Dramática; ha conocido ocho ediciones.

48) El sueño dorado (Comedia en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 11 de marzo de 1890. La publicó ese mismo año la Administración Lírico-Dramática; ha conocido ocho ediciones.

49) Su Excelencia (Comedia en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 5 de abril de 1890. La publicó ese mismo año la imprenta de R. Velasco; ha conocido cuatro ediciones.

50) El señor cura (Comedia en tres actos y en prosa). Estrenada en el Teatro de la Comedia el 11 de diciembre de 1890 y publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática. Luego se refundió en dos actos y se estrenó en el Teatro Lara el 19 de octubre de 1897, publicándola ese mismo año la imprenta de R. Velasco. Ha conocido cinco ediciones.

51) El rey que rabió (Zarzuela cómica en tres actos, divididos en ocho cuadros, en prosa y verso). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y musicada por Ruperto Chapí. Estrenada en el Teatro de la Zarzuela el 20 de abril de 1891. La publicó ese mismo año la Administración Lírico-Dramática; ha conocido once ediciones.

52) El oso muerto (Comedia en dos actos y en prosa). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y estrenada en el teatro Lara el 17 de noviembre de 1891. La publicó ese mismo año la imprenta de R. Velasco; ha conocido cuatro ediciones.

53) Villa Tula (Comedia en cuatro actos y en prosa, escrita sobre el pensamiento de la obra alemana “Reif von Reiflingen”). Escrita conjuntamente con Emilio Mario y estrenada en el teatro de la Comedia el 21 de diciembre de 1893. La publicó ese mismo año la Administración Lírico-Dramática; ha conocido dos ediciones.

54) Zaragüeta (Comedia en dos actos y en prosa). Escrita conjuntamente con Miguel Ramos Carrión y estrenada en el Teatro Lara el 14 de febrero de 1894. La publicó ese mismo año la imprenta de R. Velasco; ha conocido diecisiete ediciones.

55) Chifladuras (Juguete cómico en un acto y en prosa, escrito sobre el pensamiento de una obra francesa). Estrenada en el Teatro Lara el 27 de noviembre de 1894. La publicó ese mismo año la Administración Lírico-Dramática; ha conocido cuatro ediciones.

56) La rebotica (Sainete en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 23 de marzo de 1895. La publicó ese mismo año la Administración Lírico-Dramática; ha conocido nueve ediciones.

57) La Praviana (Comedia en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 8 de febrero de 1896 y publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática; ha conocido seis ediciones.

58) Venta de Baños (Sainete en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 13 de enero de 1897 y publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática; ha conocido tres ediciones.

59) La Marquesita (Comedia en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 19 de febrero de 1898 y publicada ese mismo año por la Administración Lírico-Dramática; ha conocido dos ediciones.

60) La sala de armas (Pasillo cómico en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 4 de diciembre de 1899 y publicada ese mismo año por la Sociedad de Autores Españoles; ha conocido dos ediciones.

61) El afinador (Juguete cómico en dos actos y en prosa, escrito sobre el pensamiento de una obra francesa). Estrenada en el Teatro Lara el 20 de diciembre de 1900 y publicada al año siguiente por la Sociedad de Autores Españoles; ha conocido siete ediciones.

62) Ciencias exactas (Sainete en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro Lara el 5 de diciembre de 1902 y publicada ese mismo año por la imprenta de R. Velasco; ha conocido siete ediciones.

63) La clavellina (Comedia en un acto, escrita sobre un cuento de Arturo Reyes). Estrenada en el Teatro Cervantes (Málaga) el 4 de enero de 1903.

64) El prestidigitador (Monólogo cómico, escrito en catalán por Santiago Rusiñol y arreglado al castellano por Vital Aza). Estrenada en el Teatro de la Comedia el 15 de diciembre de 1904 y publicada ese mismo año por la imprenta de R. Velasco; ha conocido tres ediciones.

65) Francfort (Juguete cómico tetralingüe en un acto y en prosa). Estrenada en el Teatro Politeama (Santa Fe, Argentina) el 11 de agosto de 1904 y publicada al año siguiente por la imprenta de R. Velasco; ha conocido diez ediciones.

66) Chiquilladas (Juguete cómico en un acto y en prosa, escrito sobre unas escenas de Najac). Estrenada en el Teatro Lara el 25 de abril de 1905 y publicada ese mismo año por la Sociedad de Autores Españoles; ha conocido dos ediciones.

67) La alegría que pasa (Cuadro lírico en un acto, escrito en catalán por Santiago Rusiñol, música del maestro Morera y traducción castellana de Vital Aza). Estrenada en el Teatro Eslava el 19 de enero de 1906 y publicada ese mismo año por la imprenta de R. Velasco.

68) El matrimonio interino (Comedia en tres actos y en prosa, original de Paul Gavault y Robert Charvay, arreglada al castellano por Vital Aza). Estrenada en el Teatro de la Comedia el 6 de marzo de 1907 y publicada ese mismo año por la Sociedad de Autores Españoles; ha conocido tres ediciones.

 

III. La crítica dicta

sentencia

¿Cómo acogió la crítica teatral las sucesivas obras que Vital Aza fue suministrando a los coliseos madrileños? Para hacernos una idea del trato dispensado nos detenemos seguidamente en la suerte corrida por las representaciones de gala de cuatro de sus libretos, elegidos al azar: Periquito, Robo en despoblado, Pensión de demoiselles y Parada y fonda.

1) Periquito no cosechó, que se diga, mucho éxito de crítica, pues tanto El Globo como La Discusión coinciden en sus negativas apreciaciones cuando se estrenó. El reseñista de El Globo (5-IX-1879) declara: «Algunos chistes que tiene la obra señalan por su género a dos distinguidos literatos, que en varias ocasiones han alcanzado triunfos escénicos. Sentimos el fracaso de su último parto intelectual. (…) “Periquito”, pues, hizo fiasco, y de seguro que la empresa no se atrevería a ponerlo otra vez en escena si no fuera por las magníficas decoraciones con que la ha vestido. (…) El primer acto es el mejor literariamente; el segundo y el tercero resultan pesadísimos, hasta el extremo de que el público se resiste a tolerarlos». Finaliza ese crítico asegurando que el tema de la obra «está mal tomado de una opereta francesa del género bufo». Y en similares términos se expresa el comentarista de La Discusión (5-IX-1879): «El ingenio, la gracia y el conocimiento de los efectos escénicos son las cualidades distintivas que los autores del arreglo han logrado casi siempre revelar en sus obras. (…) En compensación de lo débil del libro y de lo insignificante de la música de “Periquito”, las decoraciones con que está presentada la obra son verdaderamente notables. (…) “Periquito”, como obra literaria y musical no tiene importancia alguna; como espectáculo merece verse, y seguramente proporcionará buenos resultados».

2) Con Robo en despoblado las tornas cambian y arrecian las felicitaciones. En El Liberal (9-IV-1882) se capta el quid de la agraciada fórmula teatral de Aza del siguiente modo: «Un asunto sencillo y trivial que casi desatiende el público por hallarse esparcido entre diálogos animadísimos; tipos dibujados con perfección cómica; chistes discretos, que no abandonan un solo instante la fácil prosa en que está escrita la obra; situaciones bien justificadas. (…) Pero la originalidad se halla en sus movimientos de carácter, en la espontaneidad cómica que les da vida y que hacen continua la risa del espectador». Y El Globo (9-IV-1882), reticente apenas tres años antes a concederle su parabién con la obra precedente, no ahorra en esta ocasión los elogios: «Poco importa que el asunto evoque reminiscencias de varias obras de los mismos y de otros autores; hállase tan hábil e ingeniosamente expuesto en el primer acto y enredado y desenvuelto en el segundo; es tal su sencillez, y tanta la riqueza de situaciones cómicas; brotan los chistes en toda la obra con tal espontaneidad y abundancia, que la risa no desaparece un instante de los labios del espectador. (…) Al terminar ambos actos, fueron los señores Ramos Carrión y Vital Aza llamados a escena insistentemente. Tuvieron, sin embargo, la modestia de no presentarse».

3) La pieza Pensión de demoiselles fue analizada por La Iberia (24-XII-1884), recibiendo una puntuación encomiable: «Como función de Pascuas, el juguete no deja nada que desear. Sus autores han sabido intercalar en el diálogo una porción de alusiones políticas referentes a las medidas sanitarias, a las heroicidades de Villaverde y a otros acontecimientos recientes, alusiones que el auditorio acogió con grandes carcajadas, lo cual prueba, entre otras cosas, la gran popularidad del paternal Gobierno que nos rige. La segunda parte de la humorada comienza con una carga de los agentes de Orden público contra varios estudiantes de distintas Facultades. En este momento la algazara y regocijo de los espectadores subió de punto, alcanzando los subordinados de Oliver una de las mayores ovaciones que ha obtenido la fuerza armada sobre las tablas. (…) La ejecución del juguete no pudo ser más esmerada».

4) Finalmente, Parada y fonda, la única de estas cuatro obras escrita en solitario por Vital Aza, gustó bastante al crítico del diario ilustrado El Globo (5-II-1885), como se desprende de sus palabras: «¿Cómo se sostiene el interés a pesar de la falta de asunto? ¿Por qué se ríen los espectadores con francas y ruidosas carcajadas? ¿A qué se debe el éxito que obtuvo anoche el juguete “Parada y fonda”? Al diálogo rico y chispeante que en él campea y a la verdad de los tipos presentados en escena. El ingenio rebosa en la frase: la conversación de los tres personajes es amena y divertida».

La generosa fama en vida –incluidos, como hemos visto, los inevitables reparos o disensiones que todo autor colecciona– de que gozaron las funciones de Vital Aza (los hermanos Álvarez Quintero, por ejemplo, le dedicaron su sainete sevillano La mala sombra) no encontró continuidad cuando éste falleció, mostrándose a menudo cicatera y escurridiza a la hora de diseminar reconocimientos.

Además del académico de la lengua Narciso Alonso Cortés, Vital Aza ha tenido post mórtem propagandistas entregados como Federico Carlos Sainz de Robles y Jesús Neira Martínez. Considera Sainz de Robles que el agasajado comediógrafo «poseyó un don especial para calar en la psicología de los personajes, para “armar” las situaciones de lógico enredo, para “resaltar” los ambientes en su genuino colorido, para “sacar” a los equívocos verbales su almendrilla de ingenio y de intención, para “excitar” las ternuras más humanas y las reacciones más inesperadas en la nobleza del corazón»3. Neira Martínez, a su vez, cree que la brevedad de los textos dramáticos de Vital Aza se compensa con el hecho de que sean obras «tensas, concentradas. El interés por lo que allí transcurre se apodera pronto del espectador (…), al levantarse el telón están a punto de ocurrir los momentos culminantes»4.

Sin embargo, los estudiosos contemporáneos, cuando lo tienen en cuenta, despachan su teatro con pronunciamientos recurrentes: «Comedia asainetada y de gracia chispeante»5 (Consuelo Burell); «ingenio festivo y chispeante»6 (Francisco León Tello); «cuadros de gracia chispeante con lenguaje castizo»7 (Pilar Espín Templado); producción de «optimista comicidad»8 (Jesús Rubio Jiménez), etc.

 

IV. Fin de fiesta

En la hora de la muerte del dramaturgo se sucedieron los artículos necrológicos, los cuales llevaron a cabo una valoración y recuento de sus méritos tanto profesionales como personales. Recuperamos ahora de tales recordatorios los que en los días inmediatos a su fallecimiento (acaecido en plena calle) le dedicaron tres periódicos, uno catalán (Diario de Reus) y dos madrileños (El País y La Correspondencia de España).

El diario republicano El País destaca la trascendencia del autor asturiano y su obra en el mundo teatral español: «Ha sido Vital Aza uno de los poetas festivos y autores cómicos españoles que más jóvenes y rápidamente llegaron y que se han mantenido más en la cumbre de la admiración popular. (…) Más de cuarenta años, cerca de medio siglo, ha vivido mimado por la gloria y la fortuna el hombre caballeroso que apenas había cumplido 61 años al rendir su tributo a la madre tierra». Y alaba su coherencia vital, incluso a la hora de despedirse de la escena: «Hacía cinco o seis años que vivía alejado de las luchas teatrales. (…) Tal vez le alejó del teatro la invasión de las operetas y el asco que le diera ese zurriburri de la baja currinchería incubada en las basureras literarias de los “cines”, donde han sentado plaza de genios los que se empeñan en hermanar la profesión de organillero o de aprendiz de obra prima con el arte de escribir comedias. (…) Vital Aza tuvo el acierto de retirarse cuando aún no había entrado en el período de decadencia, cuando todavía era una institución en los teatros, y cuando el público le quería y admiraba como en los tiempos de su producción más intensa y fecunda» (14-XII-1912).

De la misma opinión era La Correspondencia de España, que, ese mismo día, encumbra al escritor en los siguientes términos: «Ha sido el más fecundo autor cómico de los últimos cuatro lustros del pasado siglo y durante algunos años su nombre no desapareció de los carteles de los teatros que cultivaban dicho género. Como autor cómico dispuso de una habilidad inimitable para preparar situaciones y dar ocasión al chiste. (…) Muchas veces ha pisado Vital Aza los escenarios de los teatros de Lara y de la Comedia, que han sido testigos de sus mayores triunfos escénicos. (…) Seguramente el último homenaje a D. Vital Aza será una manifestación de duelo, que corresponderá a la justa popularidad de que gozó en vida».

Sin embargo, no todas las alabanzas llegaron desde la prensa madrileña, ni centradas exclusivamente en su faceta teatral. En el tarraconense Diario de Reus del miércoles 18 de diciembre de 1912 aparece una entrañable necrología firmada por Constante que, evocando la apariencia fisionómica del escritor, hace ésta extensible a la bonhomía que siempre distinguió a su carácter:

«Fue en Barcelona donde le vi, hace un cuarto de siglo bien corrido. Se representaba en el Teatro Principal, por la compañía de Emilio Mario, una comedia regocijadísima, y el público, que sabía que el autor se hallaba en el Teatro, pidió con insistencia que saliera a las tablas, al final de uno de los actos. Levantóse lentamente el telón, y cogido a las manos de Mario y del saladísimo Ramón Rosell, apareció el autor a recibir los aplausos del público. Es decir, el autor completo tardó un rato en aparecer. Primero aparecieron los pies, cosa muy natural, y luego las piernas, cosa muy natural también; pero cuando los actores ya habían quedado “destapados”, todavía continuaban apareciendo las piernas del autor de la comedia. Al cabo de buen rato se descubrió el busto y, por fin, tocando casi las bambalinas, se distinguió la cabeza. Aquella comedia, infinitamente graciosa, era “San Sebastián, mártir”. Aquel autor, indefinidamente largo, Vital Aza. Como largo lo era de veras el bueno de don Vital, y su talla había dado pie a muchos chistes y caricaturas. Un periódico satírico de entonces tuvo una famosa ocurrencia. Dijo: “En el número próximo empezaremos a publicar el retrato de Vital Aza”. Y en efecto, lo publicó en dos números: en uno las piernas, poniendo debajo: “Se continuará”, y en otro lo restante del cuerpo».

 

Notas

1 Suárez, C.: Escritores y artistas asturianos. Tomo I, Madrid, 1936, p. 489.

2 Díaz-Plaja, G. (dir.): Historia general de las literaturas hispánicas. Tomo IV, Barcelona, Vergara, 1968, pp. 323-324.

3 «Nota preliminar», en Aza, V.: Comedias escogidas, Madrid, Aguilar, “Crisol” 317, 1951, p. 27.

4 «Prólogo», en Aza, V.: Obras selectas, Oviedo, Hércules-Astur, “Grandes autores asturianos”, 1993, p. 28.

5 Bleiberg, G. y J. Marías (dir.): Diccionario de literatura española, Madrid, Ediciones de la Revista de Occidente, 1972, p. 77.

6 García de la Concha, V. (dir.): Historia de la literatura española, 9, Madrid, Espasa Calpe, 1998, p. 174.

7 Huerta Calvo, J. (dir): Historia del teatro breve en España, Madrid-Frankfurt, Iberoamericana-Vervuert, 2008, p. 930.

8 Díez Borque, J. Mª. (dir.): Historia del teatro en España. Tomo II, Madrid, Taurus, “Persiles” 153, 1988, p. 700.